Entrevista de Ciudad Rodrigo.Net a Carlos Javier Salgado Fuentes, presidente del Colectivo Ciudadanos del Reino de León (3/Octubre/2016)

http://www.ciudadrodrigo.net/wp-content/uploads/2016/10/Carlos-Javier-Salgado-en-Aldead%C3%A1vila.jpg

El próximo domingo, 9 de octubre, recorrerá las calles de Zamora una manifestación que exigirá una autonomía propia para Salamanca, Zamora y León. Convocada por la ‘Plataforma por la Autonomía del País Leonés’ (que integra varias asociaciones de dichas provincias), partirá a las 12:30 desde la Plaza de Alemania. Tenemos con nosotros a uno de sus miembros en la provincia de Salamanca, Carlos Javier Salgado, que hunde sus raíces en Guadramiro (cerca de Vitigudino) y es Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Salamanca.

http://www.ciudadrodrigo.net/wp-content/uploads/2016/10/Carlos-Javier-Salgado-en-Salamanca-IV.jpgLa primera pregunta es obvia ¿Por qué surge la petición de una autonomía para la Región Leonesa?

Desde la creación de la actual autonomía en 1983 venimos asistiendo a una constante pérdida de población en Salamanca, Zamora y León, especialmente de los jóvenes, que es acompañada de un envejecimiento de nuestra población muy por encima de la media española. Esto es consecuencia en parte del atraso o la no llegada de infraestructuras básicas para la Región Leonesa, que es marginada por la Junta y por los Gobiernos, lo que dificulta cualquier tipo de inversión o creación de industria en nuestra tierra. La falta de peso del territorio leonés es evidente, no tenemos una voz que defienda nuestros intereses.

¿En qué datos se basan para sostener que la autonomía de Castilla y León ha sido tan perjudicial para las provincias leonesas?

Los datos que ofrece anualmente el Instituto Nacional de Estadística por ejemplo nos muestran este hecho claramente. La Región Leonesa se ha convertido en la más envejecida de toda Europa y la que peor crecimiento vegetativo tiene de toda España, hechos que no se repiten en la parte castellana de la autonomía, que ofrece una evolución mucho más positiva. Así, mientras en los últimos veinte años entre Salamanca, Zamora y León hemos perdido más de 100.000 habitantes, en la parte castellana han ganado población, es cierto que no mucha, pero contrasta con que nosotros hayamos perdido el 10% de la nuestra. Tenemos que parar este suicidio.

¿Creen que una autonomía leonesa solucionaría esta tendencia?

Es evidente que, cuanto menos, la suavizaría. Me explico, la Región Leonesa tiene el 42% de la población autonómica, pero no llega al 30% de sus funcionarios. Esto quiere decir que estamos pagando a gente por trabajar fuera de las provincias leonesas. De tener una autonomía propia los funcionarios, que por población e impuestos pagados nos corresponden, tendrían que trabajar aquí. Esto supondría un aumento poblacional, una dinamización en la economía y un rejuvenecimiento, pues se trata de gente en edad productiva, en buena parte de los casos con hijos o en edad de tenerlos, y cuyas necesidades potenciarían nuestra economía. Además, eso en buena parte de los casos se traduciría en el retorno a la región y el consiguiente acercamiento familiar.

Hay quien les identifica como separatistas o nacionalistas. ¿Qué opina al respecto?

Que se equivocan. Creo que los que nos acusan de ello deberían conocer de qué trata la demanda leonesista, pues nosotros no queremos irnos de España, sino recuperar nuestro sitio en ella. Queremos ser una autonomía más, como lo es Extremadura por ejemplo. Puedo entender que haya gente que no esté de acuerdo con que la Región Leonesa o País Leonés se convierta en autonomía, pero una cosa es eso, y otra que se nos acuse de algo que no somos.

¿Quizá el término País Leonés crea confusión en ese sentido?

Creo que sí, aunque no debería. Cualquier diccionario recoge que ‘país’ es sinónimo de territorio, luego el sentido con el que se quiera hablar del mismo ya es interpretable. Nosotros lo usamos como sinónimo de región. Lo más curioso es cuando quienes rechazan el término en el caso leonés lo hacen a la par que emplean sin problemas el de ‘País Vasco’. En todo caso, podemos usar indiferentemente también los términos Reino de León y Región Leonesa para referirnos a nuestro territorio. Como curiosidad he de decir que el término País Leonés está registrado en prensa por primera vez el 13 de abril de 1893, y sin ninguna connotación política además, como sinónimo de Región Leonesa.

La Junta afirma que Castilla y León se unieron en el siglo XIII. ¿Qué hay de cierto en ello?

Es un falso mito difundido conscientemente por la Junta, pero basta con coger un libro de nuestros padres (la Enciclopedia de la que estudiaban) para comprobar que hace 35 años éramos dos regiones diferenciadas oficialmente. Lo que se une en 1230 son la Corona Leonesa, que también integraba a Galicia, Asturias y Extremadura, con la castellana, pero los reinos que integraban la Corona dual que surgió (entre ellos el Reino de León) siguieron reconocidos oficialmente y con ciertas instituciones propias. Yo no veo a Galicia o a Asturias en esta autonomía, si desde la Junta las ven deberían pedir cita al oftalmólogo.

¿Por qué cree que se ha difundido un mito falso?

Porque la autonomía de Castilla y León no tiene sentido ni base histórica. De hecho, los propios símbolos que emplea son los de una antigua corona de la cual el 75% del territorio está fuera de la actual autonomía. Pretenden dar una base de historicidad a algo que no ha existido nunca, pues León y Castilla siempre fueron regiones o reinos diferenciados.

carlos-javier-salgado-en-aldeadavila

¿Cree que la cuenca del Duero es el elemento diferenciador?

No. La Junta pretende apropiarse la cuenca del Duero, pero su territorio no coincide con el de la autonomía y, de hecho, la única provincia que posee todo su territorio en la cuenca del Duero es Valladolid. En nuestro caso, Salamanca tiene un 10% de su territorio fuera de dicha cuenca (las sierras de Francia y Béjar), y otro tanto se puede decir de otras provincias de la autonomía, que en algunos casos poseen hasta un 33% de su territorio en otras cuencas hidrográficas. En este sentido, hay que recordar que el propio Tribunal Constitucional ya le tumbó a la Junta el artículo del Estatuto en que pretendía apropiarse de la gestión de dicha cuenca, pues ésta, al afectar a más autonomías, ha de ser estatal.

¿Cree que tiene sentido separar León y Castilla después de 33 años de autonomía conjunta?

Sí. Los datos muestran claramente que a los leoneses nos va mal en esta autonomía, y cuando algo no va bien lo suyo es buscar una solución y cambiarlo por algo que funcione. Creemos que la solución óptima pasa por una autonomía propia para la Región Leonesa que nos permita manejar nuestros recursos para invertirlos exclusivamente aquí.

¿Y si cambiase el gobierno de la Junta?

Podría ser un parche como mucho, pero no una solución. En la Junta ha habido gobiernos de PSOE y PP, y con todos nos ha ido mal. Con el PSOE se cerraron la Vía de la Plata y la de la Fregeneda, aparte de llevarse por delante el valle de Riaño, y con el PP ha seguido el festín de ninguneo a nuestra tierra, por ejemplo desviando hacia Castilla parte de los fondos europeos que por índice de desarrollo nos corresponderían a las provincias leonesas. No queremos que nos roben más el pan para darnos luego unas migas, queremos nuestro pan, por justicia y por dignidad.

¿Con una autonomía del Reino de León hay peligro de que se sustituya el centralismo de Valladolid por el de León?

No. De hecho, los leonesistas creemos que es necesario que las instituciones autonómicas leonesas estén repartidas de la manera más equilibrada posible entre Salamanca, Zamora y León. Hemos de aprender de los perjuicios que nos ha ocasionado el centralismo de la Junta en Valladolid y, por ello, no podemos cometer el error de centralizar todo en una ciudad ni en una provincia, pues de la autonomía leonesa nos hemos de beneficiar las tres provincias.

¿Qué instituciones se situarían en la provincia de Salamanca?

Como mínimo, la Consejería de Educación y el Tribunal Superior de Justicia del Reino de León deberían estar en Salamanca. No hay que olvidar que la Universidad de Salamanca, fundada por el rey Alfonso IX de León, es el centro cultural más importante de la Región Leonesa, y que precisamente en el seno de ésta nació el Derecho internacional de la mano de la conocida como Escuela de Salamanca. Basándonos en ello creo que esas dos instituciones, como mínimo, deben situarse en Salamanca. Pero evidentemente habría más.

¿Cree que alguna institución leonesa podría situarse en Ciudad Rodrigo?

Sí. Por ejemplo, el Campo Charro es conocido por su numerosa cabaña ganadera, ¿Por qué no situar la futura Consejería de Agricultura y Ganadería en Ciudad Rodrigo? Creo que este hecho podría estar cargado de sentido. En todo caso, habría múltiples posibilidades y, en el caso de la provincia, Ciudad Rodrigo o Béjar podrían jugar un papel muy importante en cuanto a albergar alguna sede leonesa, aparte de la propia ciudad de Salamanca.

¿Qué papel tendría una autonomía leonesa con respecto a Portugal?

Habría que intensificar las relaciones. Históricamente son muchos los lazos que nos unen y, de hecho, Portugal nació del Reino de León, pero sin embargo vivimos de espaldas, lo que provoca que la Raya sea la zona más castigada de Salamanca y Zamora. Es necesario y esencial recuperar los lazos de hermandad con Portugal para hacer más dinámico el oeste leonés y el interior portugués que nos es vecino. Y otro tanto podemos decir respecto a Extremadura.

Deduzco por tanto que la relación con Extremadura la consideran esencial.

Sí, efectivamente. A día de hoy las comarcas que tocan con Extremadura están abandonadas por la Junta. Sin embargo los leonesistas consideramos que ha de haber una mayor colaboración y cooperación con Extremadura, que marca toda nuestra frontera sur regional y a quien debemos dar la importancia y el valor que se merece, que es mucha. De una cooperación e intercambio comercial más intenso con Extremadura depende que importantes ciudades leonesas como Ciudad Rodrigo o Béjar salgan de su espiral decadente y puedan volver a ser motores económicos.

Ya que hablamos del área fronteriza con Extremadura ¿Qué opinión le merece la palra d’El Rebollal?

Creo que las instituciones no están sabiendo valorar la importancia que posee tanto desde el punto de vista etnográfico como cultural. Es triste ver cómo por ejemplo en San Martín de Trevejo valoran su habla tradicional (que está declarada Bien de Interés Cultural por Extremadura), y sin embargo en El Rebollar la palra se topa con el menosprecio de las instituciones locales, provinciales, autonómicas y estatales. La Constitución habla de la necesidad de proteger las lenguas españolas, y el Estatuto más concretamente de proteger el leonés, dentro del cual se integra la palra. Las instituciones deberían tomar cartas en el asunto y cumplir la ley, ofreciéndola en los planes de estudios comarcales como medida para protegerla y evitar su desaparición.

Sin salirnos del tema cultural, ¿Hay diferencias culturales entre el llamado País Leonés y Castilla?

Sí. Quizá la más palpable se da en materia musical. En este sentido, la gaita charra o chifla, el instrumento leonés más característico y extendido, sólo se toca en la autonomía en las provincias de Salamanca, Zamora y León. Por su parte, en Castilla el instrumento señero es la dulzaina de teclas, que en el País Leonés solo es propio de las comarcas orientales, las que se sitúan en la frontera con Castilla. Asimismo, nos encontramos peculiaridades como el pandero cuadrado, que solo se conserva en el sur salmantino (Peñaparda) y en el norte leonés (Laciana). Musicalmente desde luego hay más en común con Extremadura que con Castilla, pues el pandero cuadrado también podemos encontrarlo en Aceúchal (Badajoz) y la gaita charra es como el pan de cada día en el norte cacereño.

¿Y más allá de la música?

Podemos observar diferencias también en los trajes tradicionales. Así, la mayoría de los trajes leoneses femeninos posee dengue, una pieza a la altura del pecho en forma de aspa. Esta pieza, que quizá sea la más característica de los trajes leoneses, es inexistente en los castellanos. Por otro lado, los filólogos diferencian las dos regiones en el ámbito lingüístico. A la propia lengua leonesa (que aún sobrevive en algunas comarcas de Salamanca, Zamora y León), hay que sumar las características del propio español hablado en estas provincias, que los lingüistas integran dentro del dialecto leonés del español, pues acusa rasgos de la lengua leonesa, que ha dejado en el español que le ha sustituido una serie de giros y usos lingüísticos en herencia. Estos diferencian al dialecto leonés del castellano. Así, mientras que la principal característica de las hablas castellanas es el leísmo (‘pásamele’ o ‘dámele’, en vez de ‘pásamelo’ y ‘dámelo’), en nuestro caso es algo que solo podemos observar en las áreas limítrofes con Castilla.

¿Qué ocurriría con el deporte en grupos como el de Tercera División que es compartido por León y Castilla?

Lo normal sería que, una vez se formase la autonomía leonesa, las federaciones de deporte resultantes pasasen a tener su sede en la Región Leonesa. En el caso concreto del grupo de Tercera de fútbol, teniendo en cuenta que solo hay siete equipos leoneses en él, el nuevo grupo a formar tendría que llegar a veinte equipos como todos los grupos de Tercera. Esto a priori se traduciría en que el grupo B de regional desaparecería, pasando los equipos de Salamanca, Zamora y León a integrarse en el grupo leonés de Tercera División. El lado bueno de ello es que nos aseguraríamos que cuatro equipos de la región luchasen cada año por ascender a 2ªB.

Para finalizar, ¿una autonomía de la Región Leonesa supondría más gasto para nuestros bolsillos?

No necesariamente, ya que no se trataría de crear personal nuevo, sino de repartirlo entre León y Castilla, tanto el funcionario como el político, pues no habría diputados autonómicos nuevos.

¿Quiere añadir algo más para concluir?

Sí, me gustaría pedir a nuestros paisanos que no tengan miedo a mirar al futuro, que nuestra tierra tiene muchas potencialidades y hemos de ser valientes para poder aprovecharlas y darnos un mayor y mejor futuro.

manifestacion-en-zamora-pro-autonomia-leonesa-9-de-octubre

 

http://www.ciudadrodrigo.net/2016/10/03/entrevista-a-carlos-javier-salgado-sobre-la-manifestacion-leonesista-en-zamora-del-proximo-9-de-octubre/